Cómo afectan las pantallas de dispositivos móviles a tu salud visual

Si has estado presentando síntomas como dolores de cabeza, sensación permanente de que tienes algo dentro de los ojos o sequedad ocular posiblemente estés sufriendo de astenopia.

Y es que las con la llegada masiva de dispositivos móviles como tablets, teléfonos y portátiles, la estenopia ha ido mostrando un incremento en buena parte de la población mundial.

El cansancio o fatiga ocular aparece gracias a que pasamos horas y horas delante de alguno de los dispositivos antes mencionados para los que no tomamos medidas como:

  • Usas gafas
  • Hacer uso de estos dispositivos en un entorno iluminado
  • Controlar la intensidad y temperatura de los aires acondicionados

Hoy vamos a informarte acerca de las consecuencias y consejos para evitar este padecimiento visual.

Conozcamos los síntomas y sus causas

La astenopia se manifiesta con sintomas tales como visión borrosa, lagrimeo, dolor ocular, sensación de hormigueo, visión doble, dolores de cabeza, nauseas, rigidez o dolor en hombres, entre otros tantos más.

Todo esto gracias a que pasamos horas y horas frente a pantallas luminosas ya sea por trabajo, estudio u ocio y en la que nuestra vista está concentrada y enfocada en estos aparatos móviles.

Desafortunadamente no sólo nuestra vista sufre las consecuencias, también nuestra espalda, brazos y manos sufren por el tiempo que dedicamos a estas actividades.

Si además de trabajar en entornos con poca iluminación, con mala ventilación y sin realizar pausas para descansar la vista padeces de miopía, astigmatismo o usas lentes de contacto, los síntomas aparecerán con mayor rapidez y fuerza.

Consejos para prevenir la fatiga visual

Lo primero que te aconsejamos en Optipunt es que te hagas una revisión ocular que permita detectar defectos refractivos de tu visión como pueden ser miopía o astigmatismo. En el caso de que uses lentes de contacto debes comprobar de manera regular su estado y cambiarlos cuando corresponda.

Es muy recomendable el uso de gotas hidratantes para poder tratar la sequedad ocular así como controlar el grado de humedad ambiental del entorno en el que trabajas o estudias.

Recuerda que es importante mantener una buena iluminación y que esta no sea directa a tus ojos, de preferencia que sea luz natural y procurando evitar los reflejos de ventanas o cortinas.

Haz pausas cada 45-50 minutos para que tu vista descanse y cuando vuelvas a hacer uso de tu dipositivo móvil asegúrate de colocar algún filtro que suavize la intensidad de la luz y haga más cómodo el trabajo de tus ojos.

Para terminar nuestro artículo, recuerda que debes consultar a tu oftalmólogo si las molestias son persistentes y que este haga un dianóstico correcto del padecimiento visual que presentas.

Hasta la próxima. 🙂