Hablemos del Síndrome Visual Informático

El Síndrome Visual Informático es una afección temporal que aparece como consecuencia de enfocar nuestros ojos a una pantalla de ordenador durante largos períodos de tiempo.

Dicha afección se ve agravada por el hecho de que permanecemos frente a una pantalla de ordenador durante varias horas y sin interrupción alguna, además de hacerlo en condiciones bajas o altas de luz.

El nombre de este síndrome es un poco raro pero los síntomas que manifiesta están apareciendo en miles de usuarios de ordenadores incluso de aquellos que también usan tablets o móviles.

Existen millones de personas que realizan sus tareas laborales al frente de una computadora y por tanto pasan muchas horas frente a ésta. 

Síntomas que puede experimentar una persona que haya desarrollado este síndrome:

  • Fatiga ocular
  • Lagrimeo
  • Rigidez
  • Cefáleas y migrañas
  • Visión borrosa
  • Náuseas y mareos
  • Sensibilidad a la luz
  • Enrojecimiento en los ojos
  • Picor e hinchazón facial
  • Dolores musculares y articulares

Para las personas que están obligadas a trabajar frente a un ordenador, quizá no sea posible evitar la aparición de este síndrome.

Pero en Optipunt siempre te ofreceremos consejos y medidas que debes seguir para poder prevenir su impacto en la calidad de tu salud visual.

Regla 20-20-20

Con esta regla, y de la que ya te hablamos en nuestro anterior post, lo que se busca es apartar la mirada de la pantalla de un ordenador cada 20 minutos y durante 20 segundos enfocar un objeto o punto concreto que esté ubicado a 20 pies de distancia ( 6 metros). 

Si quieres conocer más de esta regla, haz clic aquí y lee toda la información al respecto que ya publicamos la vez anterior.

Presta atención a la iluminación

Los focos de luz que tienes en tu entorno de trabajo deberán prestarse mucha atención. Lo que queremos es evitar luces que produzcan reflejos en la pantalla que utilizamos. 

Utiliza algún filtro antirreflectante para pantallas, pon cortinas en las ventanas y cambia la orientación de tu mesa.

Parpadea más a menudo

Este simple hábito no lo hacemos con la frecuencia regular recomendada pero sirve para lubricar nuestros ojos y eliminar sustancias que puedan acumularse en ellos.

En caso de resequedad, siempre podrás usar gotas oftálmicas que ayudarán a mejorar la humedad de tus ojos. 

Como siempre lo hacemos, reiteramos nuestra invitación a que acudas a tu oftalmólogo para que te haga una revisión profunda de tus ojos.

 

 

En Figueres, Optipunt es tu óptica de confianza que ya lleva 20 años cuidando de tu salud visual. Puedes visitarnos en calle Concepción Nº11. ¡Hasta la próxima!.