No dejes que la salud visual de tus hijos afecte su vuelta al cole

No dejes que la salud visual de tus hijos afecte su vuelta al cole

5 de cada 10 niños en edad escolar padecen alguna disfunción visual que afecta su aprendizaje según un estudio realizado por el Colegio Oficial de Ópticos y Optometristas de Cataluña.

De esos 5 niños el estudio dice que al menos uno tiene un defecto visual y los otros cuatro presentan síntomas que hacen sospechar de la existencia de algún padecimiento.

Estos padecimientos o señales de sospecha influyen directamente en el rendimiento escolar de tus hijos ya que la visión es el sentido a través del cual absorben la mayor cantidad de información.

Los niños en edad escolar no suelen quejarse de problemas en su visión, pero la mala caligrafía, las faltas de ortografía o dificultades al leer son las consecuencias de problemas de enfoque o percepción.

Trastornos visuales frecuentes

Las enfermedades visuales que más presencia tienen en niños de edad escolar son la miopía, hipermetropía, astigmatismo, ambliopía y estrabismo.

Para los niños que padecen miopía se les dificulta poder ver de manera correcta objetos que se encuentran lejos. Con la hipermetropía ocurre justo lo contrario ya que todo objeto cercano lo visualizan de forma borrosa.

El astigmatismo sucede cuando una córnea está más curvada en una dirección que en otra, lo que ocasion visión borrosa y desenfocada. La ambliopía es un padecimiento visual en el que el niño pierde parcialmente la visión de uno de sus dos ojos o ambos y que si no se detecta antes de los 7 años no puede ser corregida con lentes.

Cuando un niño presenta pérdida de paralelismo en sus ojos es cuando se diagnostica lo que conocemos como estrabismo ya que cada ojo mira en una dirección diferentes.

Señales que deben ponerte en alerta

Como los niños no avisan de sus dificultades para leer o ver algún objeto a distancia, existen señales que debes estar atento a observar.

  • Que presente dolores de cabeza de forma regular
  • Tiene que acercarse demasiado para ver la televisión
  • Mal coordinación entre su ojo y la mano
  • Al intentar ver un objeto o párrafo a distancia tiene que comprimir los ojos
  • Lagrimeo y escozor en los ojos
  • Lectura lenta
  • Tiene que acercarse mucho a los libros para leerlos

¿Qué precauciones y consejos debes tomar con tu hijo?

Lo primero y fundamental para prevenir y diagnosticar a tiempo cualquier padecimiento visual de tu hijo es que lo lleves a una revisión visual completa y exhaustiva una vez al año. Así podrás estar tranquilo/a que todo está en orden.

En el caso de las pantallas de televisión, ordenadores, tablets o móviles, procura que no gasten más de 2-3 horas al día y que sean a una distancia apropiada.

Procura que sus zonas de estudio y lectura ya sea en casa o escuela estén suficientemente iluminadas para evitar un mayor esfuerzo de sus ojos.

Y por último permítenos que volvamos a insistir: tus hijos no suelen avisar de sus padecimientos visuales. Presta atención a sus comportamientos a la hora de leer, ver la televisión o ver objetos a corta y larga distancia.

¿Te gustó el artículo?. En Optipunt estaremos contentos de que lo compartas con tus familiares y amigos que también tienen hijos en edad escolar.

 

¡Hasta el próximo artículo!.