De vuelta al cole con una vista saludable

Las revisiones oculares deberían junto a la lista de material escolar estar dentro de las cosas por hacer antes que tus hijos entren al colegio.

Que tus hijos comiencen un nuevo curso con una vista saludable y una buena agudeza visual dependen de ti y de tu optometrista de confianza.

Como padres debemos concienciarnos acerca de lo importante que es cuidar la vista de nuestros hijos y  estar al tanto de los problemas de la vista que tienen como consecuencia un bajo rendimiento escolar.

Vuelta al cole con una vista saludable: revisiones oculares una vez al año

Uno de cada cuatro niños en edad escolar visitan al optometrista una vez al año algo que se traduce en el bajo rendimiento académico de un curso escolar.

En el caso del ojo vago (ambliopía en términos clínicos), es una de las causas de pérdida de visión que puede ocurrir durante la niñez debido a algún defecto refractivo como la miopía o hipermetropía y se manifiesta en que un ojo tiene menos agudeza visual que otro. 
Sin una revisión ocular anual será muy difícil poder detectar cualquier problema relacionado con la agudeza visual algo que le limitará durante todo el curso en actividades tan básicas como ver la pizarra desde su pupitre o leer un libro.Los exámenes visuales son una buena herramienta que permitirá a los estudiantes evitar un posible fracaso escolar, no obstante siempre recomendamos a los padres de familia de que para mayor tranquilidad se debe realizar una exploración muy completa en una clínica optometrista.

Presta mucha atención a estas señales

Si bien las revisiones oculares anuales son algo que se recomienda, no son de carácter obligatorio. No obstante cuando los niños comienzan a manifestar problemas oculares hay que acudir a realizar un examen visual. 

Si en tu familia ya existen antecedentes de miopía, astigmatismo u otros padecimientos similares, debes tener claro que tus hijos también podrían padecerlos.

No pases por alto aquellas anomalías en los ojos de tus hijos al momento de leer, ver la televisión o hacer sus tareas tales como:

  • Lagrimeo
  • Dolores de cabeza sin motivo aparente
  • Acercarse mucho al papel
  • Movimientos erráticos de sus ojos

Padecimientos oculares más frecuentes

Un niño puede manifestar desde temprana edad padecimientos oculares tales como la miopía, la hipermetropía o el astigmatismo. 

Tal como hemos dicho antes, estos padecimientos tienen su origen en gran medida en el factor genético, pero también existen otros padecimientos que no necesariamente dependen de este aspecto.

El estrabismo provoca una alteración binocular ya que los ojos de tus hijos podrían perder su paralelismo de los ejes oculares.

Si quieres que tu hijo vuelva al cole con una vista totalmente saludable llévalo a tu optometrista de confianza y pídele una revisión completa. Así, te asegurarás de prevenir o tratar a tiempo algún tipo de enfermedad ocular que pueda afectar a su rendimiento académico.

En Figueres, Óptica Optipunt está ubicada en calle Concepción Nº11. Puedes llamarnos y pedir más información al teléfono Tel. 972 50 63 86.