Aumento de la miopía por culpa de las pantallas digitales

La miopía es un problema cada vez mayor en nuestra sociedad y sobre todo en los jóvenes.

Según estudios, la causa del aumento de la miopía se debe al mayor uso de los dispositivos electrónicos ya que aumenta su incidencia al no estimularse correctamente la visión lejana.

La Sociedad Española de Cirugía Ocular Implanto-Refractiva (SECOIR), menciona que al menos el 40 por ciento de las personas sufren de problemas de visión y que la miopía ya es la patología más frecuente entre los afectados.

Se calcula que para el año 2050 la mitad de la población será miope, debido al “exceso” de la visión cercana. 

Uso de la visión lejana

Es muy probable que mientras lees este artículo estés consciente de que tienes un problema de visión, ya sea miopía, hipermetropía o astigmatismo entre otros. 

Por ello es que cada vez es más común el uso de gafas o lentillas y la razón es: pasar cada vez más tiempo leyendo y utilizando diferentes aparatos electrónicos (móviles y ordenadores, especialmente) y menor tiempo al aire libre.

Además en la mayoría de nuestros puestos de trabajo hacemos uso de la visión cercana. 

Principales síntomas que se presentan por el uso indebido de los aparatos tecnológicos:

  • Cansancio
  • Ardor en los ojos
  • Sequedad
  • Picor y parpadeo constante
  • Visión borrosa, tanto a corta como a larga distancia
  • Dolor de cabeza
  • Dolor de cuello; e incluso,
  • Se pueden producir cuadros de ansiedad

Consejos importantes para prevenir la miopía

  • Usar pantallas de alta resolución
  • Utilizar gafas con filtro anti reflejante
  • Tener una buena iluminación, de preferencia luz natural
  • Modular el tiempo que se pasa frente a un aparato electrónico, especialmente en los niños
  • Parpadear con frecuencia para evitar la aparición del ojo seco
  • Usar lentillas con una permeabilidad alta
  • Tomar tiempo al aire libre para procesar la vitamina D que absorbemos de la luz solar y la producción de la dopamina y mantener el diámetro de la pupila

En Optipunt, óptica en Figueres, siempre recomendamos a los padres de familia de que los niños deberían venir a una revisión ocular completa a partir de los tres años.

No esperes a que tus hijos pequeños o adolescentes presenten ningún síntoma o patología ocular, pues lo mejor es prevenir antes que tener que tratar un padecimiento ocular más complejo.