Causas y limitaciones de la baja visión

Las dificultades a las que se enfrentan las personas que padecen de baja visión imposibilitan la realización normal de sus tareas diarias.

Y es que una persona con baja visión sufre al ver como su sentido de la vista ha perdido su capacidad completa de observar todo los objetos y personas a su alrededor.

Cuando ya no se puede recuperar la visión perdida lo que en nuestra óptica recomendamos al paciente es que comience a realizar tratamientos para adaptarse al nivel visual que posee y así poder aprovecharlo al máximo.

¿Cuáles son las causas de la baja visión?

Antes de detallar las enfermedades que pueden provocar una pérdida de la visión es importante destacar que este padecimiento ocular no distingue de edad.

Si bien  la mayoría de casos de baja visión  los encontramos en personas mayores no es algo exclusivo del envejecimiento.

Enfermedades oculares que pueden provocar una pérdida de la visión

En primer lugar encontramos al glaucoma.

  • El glaucoma es una enfermedad que hace que la persona que la sufra pierda la visión de manera gradual y no presenta síntomas.

La degeneración macular es otra enfermedad que provoca baja visión y está provocada por el daño de los vasos sanguíneos que irrigan la mácula del ojo.

  • Esta enfermedad está relacionada con personas mayores ya que es donde más casos se presentan y por eso se le conoce como “Degeneración macular asociada a la edad”.

Las personas que padecen de diabetes también están en riesgo de presentar baja visión. Y esto se debe a que en el caso de ellos la retinopatía diabética es la enfermedad ocular más frecuente.

  • Esta enfermedad se debe a los cambios que los vasos sanguíneos de la retina presenta. Dichos cambios se reflejan en el taponamiento de los vasos o hinchazón de los mismos. 

No menos importante son los casos de baja visión por culpa de lesiones cerebrales o por algunos tipos de cáncer que existen hoy en día

Consecuencias de la baja visión

Cuando un paciente recibe en nuestro centro óptico el diagnóstico de que padece de baja visión tenemos claro que significará una noticia de alto impacto y que su vida diaria y la de su familia se verá afectada.

La disminución de las capacidades visuales de una persona significa la dependencia para realizar tareas diarias que antes realizaba por su propia cuenta.

Es normal encontrarnos con pacientes que en los primeras citas de su rehabilitación se muestran emocionalmente decaídos y tristes. Y no es para menos, estamos hablando de un padecimiento ocular que afecta el desempeño laboral, las actividades en familia, las relaciones personales, etc. 

El proceso de rehabilitación visual que en Optipunt óptica de Figueres realizamos toma en cuenta estos factores para tratar de ayudar y motivar al paciente para que se involucre en los ejercicios que le permitirán obtener el mayor provecho visual.

Como centro optometrista somos expertos en rehabilitación visual y contamos además con el apoyo y soporte de un equipo de oftalmólogos en diferentes partes del país que nos ayudarán a obtener grandes resultados a través de la herramienta de la telemedicina.

Recuerde: un paciente diagnosticado con baja visión pasará por varias etapas en las que se requerirá de todo el apoyo y comprensión posible hasta poder guiarlo a un proceso de rehabilitación que le permita seguir gozando de un buen grado de autonomía y sentirse independiente.