Conjuntivitis: ¿Qué es? Síntomas, causas tratamiento y prevención

conjuntivitis

Irritación y picazón en los ojos

Más allá de los cuentos de la calle y las recetas de la cocina de la abuela la conjuntivitis es una enfermedad muy común en nuestros días. Una dolencia frecuente, pero que puede ser diagnosticada fácilmente y con un tratamiento rápido cuando cuentas con el apoyo profesional adecuado.

Por ese motivo te presentamos un pequeño, pero completo resumen de todo que es necesario conocer sobre la conjuntivitis, desde sus causas y tipos hasta su tratamiento y prevención, de manera que no habría que preocuparse más por esos famosos “ojos rojos”.

¿Qué es la conjuntivitis y cuáles son sus causas?

Comenzamos definiendo la conjuntivitis como una infección de la conjuntiva, la cual es una membrana mucosa transparente localizada en el interior de los parpados y que cubre además la zona externa del ojo.

Esta inflamación puede surgir por tres clases de fuente, las cuales clasifican esta patología:

Conjuntivitis alérgica

Cuando el ojo se expone a un alérgeno (como puede ser el polen). Estos estimulan la producción de anticuerpos que producen igualmente la inflamación, los pacientes de la conjuntivitis alérgica usualmente sienten picazón ocular más fuerte.

En esta categoría también pueden incluirse las conjuntivitis químicas. Son las que ocurren al exponerse a materiales como el cloro en las piscinas.

Conjuntivitis bacteriana

Dentro de lo que llamamos conjuntivitis infecciosas es la más común y aunque es fácil de tratar se debe tener cuidado para evitar complicaciones. Tiene lugar cuando una bacteria se aloja en el ojo, comúnmente estafilococos o estreptococos.

Conjuntivitis viral

Este tipo de infección es frecuentemente el resultado de los virus que pueden causar el resfriado común (como la familia coronavirus, aunque la conjuntivitis viral no es considerada un síntoma de la covid-19). Al igual que su contraparte bacteriana es altamente contagiosa.

Los famosos “Ojos rojos” y otros síntomas de la conjuntivitis

Como bien sabes, el principal síntoma que caracteriza esta infección son los populares ojos rojos. Esto es resultado que los vasos sanguíneos en la conjuntiva se inflaman, ese aumento de tamaño y posible micro sangrado es el que ocasiona el color.

No obstante, este no sería el único síntoma que puedes sufrir al tener una conjuntivitis viral o alérgica, aunque si el más llamativo. También el paciente puede sentir:

  • Irritación y picazón en los ojos
  • Hinchazón ocular
  • Parpados pegajosos o hinchados
  • Secreciones y ojos llorosos
  • Pueden tener congestión nasal y estornudos
  • Sentir mucha sensibilidad a la luz

Tratamiento de la conjuntivitis

Cada clase de infección tiene una diferente forma de tratamiento, no se pueden usar los mismos medicamentos para una conjuntivitis alérgica que para una viral. De hecho, muchas afecciones pasan solas, en el caso de conjuntivitis bacteriana se emplean antibióticos, normalmente, en forma de gotas.

Prevención de la conjuntivitis

La conjuntivitis puede ser una pesadilla para los profesores y padres de niños que van al cole por su gran facilidad para transmitirse, ya que basta el contacto con las secreciones oculares de un infectado. Sin embargo, es fácil diseñar estrategias para apoyar a los peques para que sepan cómo evitar contagiarse.

Lavarse las manos frecuentemente al estar cerca de una persona contagiada y evitar tocarse la cara son dos prácticas actualmente populares y más eficaces que pueden evitar el contagio.

Dr. Ahmad Zaben , Colg.  9794