6 recomendaciones para cuidar tu salud ocular en casa

Ahora que ya vamos por el segundo mes del 2018 creemos que es importante ofrecerte un “checklist” con 6 recomendaciones para cuidar tu salud ocular en casa.

Y es que el cuidado de los ojos debe ser uno de tus propósitos para año nuevo ya que cuidar nuestro sentido de la vista es importante y necesario. La vista recoge toda la información que luego nuestro cerebro procesará.

Comenzamos.

Revisión ocular anual

Para mantener una buena salud ocular no hay nada mejor que la prevención y es por ello por lo que te recomendamos realizarte un estudio completo de la vista para que esto ayude a prevenir el glaucoma o retinopatía diabética precoz, por ejemplo.

Tu optometrista de confianza te realizará un examen ocular completo para así determinar si hay algún signo de posible daño o si tus ojos están perfectamente sanos.

Investiga el historial familiar ocular en tu familia

Es importante que sepas y conozcas de primera mano si alguien de la familia ha sido diagnosticado con alguna enfermedad ocular y cuál ha sido, pues debes saber que muchas de éstas enfermedades visuales son hereditarias.

Sólo conociendo el historial médico ocular de tus familiares podrás saber si eres propenso o no a poder desarrollar algún padecimiento ocular. 

Dale la bienvenida a la comida saludable

Los hábitos alimenticios que tenemos pueden influir directamente en la salud ocular y es casi seguro que has leído que comer zanahorias es bueno para la salud ocular.

Pero no solamente es esta verdura la que ayuda a mantenerte sano, si incorporas a tu dieta abundantes frutas y verduras -especialmente las de hoja verde oscuro como la espinaca, la col rizada, etc.- mantendrás unos ojos sanos.

Además de ellos, el pescado es una fuente de omega-3, vitaminas A, C y E. Puedes comer salmón o atún para obtener estos beneficios.

Utiliza las gafas graduadas adecuadas

Si ya utilizas gafas es importante que tu graduación sea la correcta y que te chequees para actualizarla y así evitar forzar tu visión.

Asegúrate de que los productos que adquieres cumplan con los estándares de calidad avalado por la UE para que no tengas daños mayores en la retina.

Recuerda que los cristales de las gafas también se deterioran con el uso, por lo cual es conveniente que los cambies cada cierto tiempo para tener siempre la mejor salud ocular posible.

Si realizas alguna actividad o deporte que pueda poner en riesgo tus ojos, utiliza gafas adecuadas para proteger tu vista.

La mayoría de estas gafas están hechas de policarbonato, que es un plástico muy resistente y de ser necesario, pueden adaptarse a cristales graduados para mayor comodidad.

Deja que tus ojos descansen

Puede que por tu trabajo o estudio pases mucho tiempo frente a la pantalla de un ordenador o quizá debas enfocarte en una lectura o tarea al punto que hasta olvides parpadear lo suficiente, provocando que tus ojos se fatiguen.

La exposición prolongada de nuestros ojos a la luz de los móviles, ordenadores o tabletas puede provocar daños en tu salud ocular a través de síntomas tales como resequedad, irritación, ardor y fuertes dolores de cabeza.

Puedes mantener tus ojos hidratados, aplicando gotas para los ojos y probar la regla 20-20-20: Cada 20 minutos aparta la mirada de unas 20 pulgadas más o menos (40 cm) por un espacio de 20 segundos y con ello, reducirás la fatiga de tus ojos.

Evita estresarte o al menos mantente bajo control

Nuestra vista es un tesoro invaluable y es por ello por lo que debes adoptar hábitos positivos y saludables.

El estrés también puede afectar tu salud ocular y en especial cuando altera tus horas de descanso por las noches. El continuo estrés puede llegar a provocar que tu presión arterial suba al punto de acumular sangre en el globo ocular al romperse alguna vena e incluso el desarrollo de glaucoma que conlleve a la perdida de la visión.

Así que no importa lo ocupado que estés, relájate y cuida de tu salud ocular en especial tus ojos ya que una buena visión es una verdadera bendición y debemos valorarla.