Día Mundial del Albinismo 2020

El albinismo es una raro trastorno genético que afecta de una cada 17.000 personas en el mundo, es una condición genética hereditaria causada por la mutación de los genes, se caracteriza por la carencia o reducción de melanina, el pigmento que da color a la piel, pelo y los ojos.

Estas personas suelen sufrir de discriminación y de la ignorancia médica, es por eso que para combatir esta situación y crear conciencia acerca de esta condición la OMS celebra el 13 de junio como el Día Internacional de Sensibilización sobre el Albinismo.

Tipos de albinismo

Existen muchos tipos de albinismo, debido a la diversidad genética que tienen seres humanos. De la misma forma los síntomas varían de una persona a otra, con una intensidad diferente en todos los casos

El albinismo oculocutáneo es el más común y se caracteriza porque las personas tienen cabello, piel y color del iris blanco o rosado, además de fuertes problemas en la visión. Mientras que el albinismo ocular tipo 1 ocupa el segundo lugar, este afecta únicamente a los ojos.

Enfermedades visuales en personas albinas

Es común que las personas albinas tengan las pestañas y las cejas pálidas, de la misma forma el color de sus ojos puede variar de un azul muy claro a marrón, y puede cambiar con la edad.

Es la falta de pigmento en la parte con color de los ojos que hace que el iris sea un poco traslúcido y por consiguiente el iris no puede bloquear por completo la luz que puede entrar al ojo. Esta es la causa por la que los los ojos de color muy claro pueden parecer rojos según la luz.

De acuerdo al tipo de albinismo los problemas y alteraciones de la visión más frecuentes son:

  • Imposibilidad para ver en 3D: los albinos tienen la conexión cruzada entre retina y cerebro, Es decir su ojo derecho solo se comunica con el hemisferio izquierdo del cerebro y el ojo izquierdo solo lo hace con el hemisferio derecho. 
  • Ojos cruzados o ausencia de visión binocular: otro problema visual que presentan los albinos es la falta de control en los músculos oculares, esto hace que utilicen los ojos por separado, lo que conduce a que frecuentemente desarrollen estrabismo o nistagmo.
  • Baja agudeza visual: aunque es muy común pensar que las personas a con albinismo son ciegos, esto no es así, sino que tiene una visión bastante disminuida. Esto es debido a que suelen desarrollar muy poco la fóvea por la falta de melanina, esta es el área de la retina responsable de la agudeza visual. Es por ello que su visión suele estar entre 20/60 y 20/400 esto representa solo un 5-30% de visión.
  • Fotofobia: la gran mayoría de los afectados con albinismo se sienten muy incómodos si están expuestos a una luz brillante. Esto sucede debido a la ausencia de pigmento en los ojos. Puede entrar demasiada luz en ellos y crear deslumbramiento e incomodidad, es por ello que muchos utilizan protectores oculares durante el día. Para combatir la fotofobia las personas con albinismo suelen usar gafas de dos tipos de especiales, la primera con cristales coloreados que reduzcan un 15% la luminosidad para usar en interiores, y otras que reduzcan un 80%, para exteriores.
  • Errores de refracción: la miopía, la hipermetropía y el astigmatismo son trastornos de refracción muy comunes entre la población albina.
  • Hipermetropía o miopía. Se da debido a que la superficie de los ojos de los albinos no es esférica por completo, por lo que se produce una distorsión en la imagen que observan.

Otros de los errores refractivos que pueden padecer las personas albinas es de astigmatismo, la falta de pigmento en la retina permite que entre una mayor cantidad de luz, por lo que esta no no llega a un único punto de foco en la retina y por lo tanto no produce una imagen precisa.

Para poder tratar los problemas de refracción en la vista las personas albinas suelen utilizar fuertes anteojos prescritos para leer, lentes de contacto, bifocales y biópticos. 

Tratamientos oculares para personas con albinismo

Si bien las personas a con albinismo tienen una visión bastante disminuida y como desenfocada, la verdad es que si son capaces de distinguir formas y colores, porque sí cuentan con los conos y bastones necesarios para encargarse de estas funciones, es por ello que la gran mayoría de los albinos pueden llevar una vida normal.

Sin embargo, si necesitan usar diferentes tratamientos para realizar sus actividades, como por ejemplo para estar al aire libre, deben llevar gafas de sol con filtros especiales UVA y UVB que los cuiden de las luces brillantes, además deben cuidar que no enfoquen directamente a los ojos a la hora de trabajar o de la lectura.

Para desarrollar actividades normales como la lectura deben usar gafas correctivas recomendadas según la supervisión de un oftalmólogo, estas los ayudan cuando presentan astigmatismo o hipermetropía.

Es necesario que las personas con albinismo hagan visitas periódicas a un oftalmólogo, para que este pueda revisar su vista y prevenir la evolución de sus problemas de la visión, como también que tengan la prescripción apropiada de anteojos o lentes de contacto que necesiten.