Guía práctica para saber más de la conjuntivitis primaveral

Que la conjuntivitis es causada por lentes de contacto es algo que ya hemos comentado en nuestro blog, pero además de este factor también está el de los ácaros, los cosméticos y los pelos de nuestras mascotas.

Pero ¿qué tiene que ver la conjuntivitis con la primavera?. Fácil: cuando llega la primavera también llega la temporada de alergias producto del aumento del polen en el ambiente, algo que además de afectar a nuestra nariz también afecta nuestros ojos.

Hoy vamos a ofrecerte una guía práctica para que conozcas más acerca de la conjuntivitis primaveral.

¿Qué es la conjuntivitis primaveral?

La conjuntivitis primaveral no es más que la reacción alérgica de nuestros ojos hacia el polen y que se manifiesta por la inflamación de la capa que reviste el interior del párpado y que se conoce como conjuntiva. De ahí viene el nombre de conjuntivitis.

Los síntomas que indican que estamos ante un caso de conjuntivitis primaveral son los de ardor en los ojos, molestias ante la luz, picor, inflamación y ojos llorosos.

Si con anterioridad tú o algún miembro de tu familia ha padecido de conjuntivitis (bacteriana o vírica), debes saber que las probabilidades de padecer conjuntivitis en primavera aumentan. 

via GIPHY

Recomendaciones para prevenir esta enfermedad

  • Evitar el polvo

En la medida de lo posible hay que barrer de manera continua las estancias de casa y aspirar las habitaciones. A ser posible durante esta temporada de primavera evita el uso de alfombras o cortinas pesadas ya que son elementos que más polvo retienen.

  • Airear las habitaciones

Nuestras habitaciones son las que más polvo acumulan por lo que es totalmente recomendable abrir puertas y ventanas para airearlas, despejar la ropa de cama y lavarla cada semana.

  • Mascotas y plantas

Si al polen de la primavera añadimos el factor mascotas la combinación es explosiva. Recordemos que esta temporada es cuando más mudan pelos nuestros perros y gatos.

Las plantas que tengamos al interior de casa también es preferible sacarlas a la terraza o patio.

Acude a un especialista en salud ocular

Para obtener un diagnóstico de conjuntivitis siempre recomendaremos que acudas a un especialista para que este realice una exploración ocular que determine si padeces de esta infección o no.

Si ya has sido diagnosticado, evita frotarte los ojos de manera frecuente ya que sólo conseguirás irritarlos más. Utiliza gotas oftálmicas para refrescar los ojos, gotas que el médico te recetará y que serán tu aliado durante los días que duren los síntomas que antes hemos mencionado.

En caso de que transcurran los días y no notes mejora alguna será recomendable que vuelvas a visitar al especialista para que revise nuevamente tu caso y determine un tratamiento más específico para combatir la conjuntivitis primaveral.