¿Por qué tengo ardor en los ojos?

Ojos rojos de una persona debido al escozor

Ojos rojos de una persona debido al escozor

El ardor de ojos es uno de esos síntomas comunes a los que le restamos importancia. Es ocasionado por agentes simples como una mota de polvo, en otras ocasiones puede ser una señal de una afección más complicada que requiera cuidado y revisión de un profesional.

No hay nada más incómodo que tener molestias en los ojos, incluso si solo es causado por una pequeña partícula de polvo. Es muy común sufrir ardor de ojos, sin embargo, este puede ser causado por muchos factores.

¿Qué me provoca el ardor en los ojos?

Alergias

Las alergias son muy comunes, también se les conoce como conjuntivitis alérgica. Se producen cuando los ojos entran en contacto con algún agente que los irrita.
Su principal síntoma es el ardor, pero también provoca otros como:

  • Molestia o picor leve.
  • Hinchazón.
  • Enrojecimiento de la conjuntiva.
  • Lagrimeo constante.
  • Sensibilidad a la luz.

Los síntomas de las alergias en los ojos pueden durar tan solo un par de días. Sin embargo, si esto se prolonga, es recomendable visitar a un oftalmólogo para tener un diagnóstico acertado y un tratamiento adecuado para las alergias.

A diferencia de otros tipos de conjuntivitis, la alergia en los ojos no es contagiosa, además esta también suele provocar alergia nasal con picazón, congestión y estornudos. Suele ser más común durante los cambios estacionales.

Son muchos los agentes que pueden causar alergia en los ojos, y van desde el pelo de las mascotas, el polvo, los perfumes e incluso, los alimentos. Si las alergias no se tratan adecuadamente estas puede empeorar y ocasionar otros problemas visuales.

 

La blefaritis

Esta afección consiste en una inflamación de los párpados que produce ardor, enrojecimiento y dolor en los ojos. La Blefaritis se puede desarrollar por diversas causas, la más común es que sea por una infección bacteriana del párpado.

Es normal que tengamos algunas bacterias en la piel, pero hay personas tienen más bacterias que otras, sobre todo en la base de las pestañas. Estas bacterias crean láminas parecidas a la caspa, por lo que causan que se inflame el parpado.

Otras causas de la blefaritis son:

  • Trastorno funcional de la glándula sebácea llamada Meibomio (MGD, por sus siglas en inglés).
  • Sequedad ocular.
  • Infección micótica del párpado.
  • Parásitos (ácaros Demodex en párpados).
  • Piel grasosa, caspa o rosácea.

Además de sentir ardor en los ojos, las personas con blefaritis pueden sufrir de:

  • Ojos irritados y llorosos.
  • Picazón en los párpados.
  • Sensación de arenilla o de tener un cuerpo extraño.

Para tratar la blefaritis es necesario que lo vea un oftalmólogo, para que este sea quien recomiende el tratamiento antibiótico según sea la causa de la afección.

 

Ojo seco

Esta es una de las razones más comunes por las que podemos sentir ardor en los ojos. El síndrome del ojo seco puede ser causado por diferentes factores como, la exposición prolongada al sol o a ambientes con mucho viento, también por cambios hormonales como es el caso de las mujeres embarazadas.

Otra causa que suele provocar el síndrome del ojo seco es el consumo de cigarrillos, así como también algunos medicamentos.

Además de sentir ardor, el ojo seco provoca síntomas de:

  • Visión borrosa.
  • Sensación de cuerpo extraño en el ojo.
  • Picazón en los ojos.
  • Pesadez en los párpados.
  • Ojos fatigados.
  • Ojos doloridos.
  • Sensación de sequedad.
  • Ojos rojos.
  • Fotofobia.

Para tratar los síntomas del ojo seco se utilizan gotas oftálmicas que ayudan a mantener húmedo e hidratado el ojo, sin embargo, es recomendable que consulte a un especialista antes de proceder a su compra.

 

Infecciones

Nuestros ojos están totalmente expuestos por lo que es muy fácil que se contaminen. Ya sea por algún agente en el aire o por el contacto con nuestras manos, podemos infectarnos con bacterias, virus o algunos hongos.

Es muy fácil confundirse entre las alergias y las infecciones porque en ambos casos se presenta el ardor de ojos. Sin embargo, las infecciones suelen ser un poco más fuertes y más duraderas si no son tratadas.

Para tratar las infecciones en los ojos es necesario que sea un oftalmólogo quien haga el diagnóstico, para que pueda prescribir un tratamiento adecuado ya sea con antibióticos, pomadas y/o gotas oculares.

 

Conjuntivitis

Esta es una afección ocular muy común. Se trata de una inflamación del ojo y del interior de los párpados. Existen tipos diferentes según su causa:

  • Viral o bacteriana, que se caracterizan por ocasionar que nos lloren los ojos, además de picor y dolor en uno u ambos ojos. La conjuntivitis también puede ser causada por algunas sustancias irritantes que provocan que se inflame la conjuntiva.

Otros síntomas que caracterizan la conjuntivitis además del ardor en los ojos son:

  • Enrojecimiento severo de los ojos y alrededor de los párpados.
  • Secreciones y ojos llorosos.
  • Picazón.

Es importante tratar adecuadamente la conjuntivitis según como sea clasificada para así evitar que esta ocasione otros problemas visuales.

 

La rosácea ocular

La rosácea es una enfermedad crónica que afecta a la piel, pero pocos son los que saben que también afecta a los ojos, incluso puede estar presente exclusivamente en ellos.

Los síntomas de la rosácea ocular son:

  • Enrojecimiento, ardor u ojos llorosos.
  • Sensación de que tiene algo en el ojo.
  • Enrojecimiento e hinchazón de los párpados y en la base de las pestañas.
  • Obstrucción de las glándulas grasas de los párpados.
  • Chalazión u orzuelo.

La rosácea es una enfermedad que no tiene cura. Sin embargo, hay tratamientos oftalmológicos, como gotas antibióticas, que ayudan a controlarla y aliviar sus síntomas. Hay que tener en cuenta que las mujeres son más propensas a desarrollar esta afección que los hombres.

La Academia Americana de Oftalmología recomienda consultar a un profesional de la visión en cuanto se presente cualquier síntoma inusual relacionado con la visión. Esto es debido a que muchas personas no saben que tienen enfermedades de los ojos y asumen que la mala visión es parte del proceso natural de envejecimiento.