¿Qué es la miopía, sus síntomas, su tratamiento y control?

Miopia

frenar el avance de miopía

¿Qué es la miopía?

La miopía es defecto visual muy frecuente, en el que los objetos cercanos se ven claramente, en cambio no se logra distinguir los objetos más lejanos. Hoy en día cerca de 400.000 millones de personas en el mundo padecen de esta enfermedad.

Para poder ver el mundo, los rayos de luz deben ser doblados o refractados por la córnea y el cristalino, de esta manera la retina recibe la imagen formada por los rayos de luz y la envía al cerebro a través del nervio óptico.

En la miopía ocurre que, cuando el ojo es más largo de lo normal, los rayos de luz se enfocan delante de la retina y no sobre ella. Esto ocasiona que la persona pueda ver claramente los objetos cercanos, pero los objetos distantes se ven completamente borrosos, se le dificulta ver los detalles de los mismos y enfocar la vista a cierta distancia.

La causa común de la miopía suele ser por un defecto de la estructura del sistema visual. Sin embargo, hay otros factores que también pueden causar miopía como:

Genética: El factor hereditario tiene un papel muy importante en el diagnóstico. Es muy probable que los hijos de padres miopes también hereden la miopía. Pero esto también es una ventaja, puesto que estudiando los antecedentes médicos de la familia se puede predecir este problema refractivo.

Patológicas: Hay enfermedades que pueden ayudar al desarrollo de miopía, como es el caso de la diabetes, el queratocono o algunos tipos de cataratas.

Ambientales: Estudios recientes han arrojado como resultado que tanto el uso frecuente de dispositivos electrónicos con una luz ambiental no adecuada como la poca actividad al aire libre ayudan al desarrollo de miopía.

Tóxicas: Otro factor a tomar en cuenta es el consumo de ciertas sustancias, ya que estas pueden generar alteraciones temporales o definitivas propicias para el desarrollo de la miopía.

Usualmente la miopía empieza a manifestarse a temprana edad desde los 8 años aproximadamente, y va progresando debido a que el ojo continúa creciendo, esto sucede hasta los 20 años más o menos. No obstante, la miopía también puede desarrollarse en la adultez, causada por la tensión visual o por enfermedades asociadas como la diabetes.

Existen dos tipos de Miopía:

  • Miopía simple. Esta afección es la más común, y su graduación no sobrepasa las 6 o 5 dioptrías (Unidad positiva o negativa que expresa la capacidad de refracción de la lente natural), su progreso es limitado hasta los 22 o 24 años. Aunque no se puede prevenir, si puede ser diagnosticada a una edad temprana, para su adecuado tratamiento.
  • Miopía magna, alta miopía o patológica: Esta se caracteriza por superar las 6 dioptrías. Suele desarrollarse como consecuencia de una anomalía en el fondo del ojo, ya sea una atrofia coriorretiniana, la maculopatía miópica o el desprendimiento de retina. En estos casos se puede ver muy comprometida la visión del paciente. La persona que padece de este tipo de miopía, debe realizarse controles oftalmológicos periódicamente para detectar a tiempo posibles complicaciones.

¿Cuáles son los síntomas de la miopía?

Las personas que padecen de miopía, su principal síntoma es ver borroso los objetos que están lejos, por lo que tienden a acercarse a ellos para poderlos ver con más claridad. Otros síntomas de la miopía son:

  • La fatiga visual
  • Entrecerrar los ojos para enfocar
  • Dolores de cabeza
  • Sensación de cansancio

La mejor manera de saber si se tiene o no miopía es realizarse un control optometrico . El podrá evaluar correctamente la agudeza visual utilizando la tabla optométrica de Snellen. Además, mediante un test de refracción podrá medir la potencia de refracción del ojo y así determinar el grado de la miopía que tiene el paciente.

¿Cómo tratar la miopía?

La miopía puede tratarse de tres maneras diferentes:

  • Gafas divergentes o cóncavas: Este es el recurso más sencillo para tratar la miopía. El cristal utilizado tiene los bordes gruesos y el centro delgado, esto ayuda a que los rayos luminosos converjan sobre la retina y se forme allí la imagen mas nítida. En este caso el optometrista es quien prescribe la fórmula del lente y la montura más adecuado para mejorar la visión del paciente de acuerdo al nivel de la miopía que se tenga.
  • Lentes de contacto monofocal o multifocales: Esta opción le da al ojo una primera superficie de refracción para los rayos de luz que recibe. Esta es una alternativa muy segura y eficaz que además ofrece al paciente una visión mas clara.
  • Cirugía refractiva: Es un tratamiento permanente que se realiza para cambiar la forma de la córnea y así mejorar la visión. Con esta cirugía se puede ayudar a eliminar o disminuir el uso de las gafas.

¿Cómo se controla la progresión de la miopía?

La buena noticia es que ya tenemos diferentes medios para ralentizar el aumento de la miopía en niños y adolescentes, existen diversos tratamientos que ayudan a retardar la progresión.

Tratamiento óptico

Mediante diferentes enfoques ópticos se ha tratado de conseguir un desenfoque miópico periférico que inhiba el crecimiento del ojo.

  • Gafas para control de miopía con lentes de desenfoque periférico .
  • Ortoqueratología (Orto-K):
  • Lente de contacto blandas para el control de la miopía:Son lentes de contacto con un diseño multifocal especialmente diseñadas para el control de la miopía ,Varios estudios mostraron que son eficaces en la reducción de la progresión miópica

Tratamiento farmacológico

La atropina es una sustancia natural que se encuentra en algunas plantas venenosas, esta se refina y se concentra para uso médico. En la oftalmología se utiliza para ayudar a dilatar la pupila, así como también a paralizar temporalmente la acomodación y relajar por completo el mecanismo de enfoque de los ojos. una dosis baja de atropina puede retardar significativamente la progresión de la miopía en niños. El uso de gotas tópicas de atropina debe ser prescrito en su totalidad por un oftalmólogo, ya que su uso a largo plazo puede ocasionar efectos secundarios.