Temporada de alergias oculares estacionales y de COVID-19

Estamos a mitad de la primavera y la de este año 2020 ha sido una estación excepcional. Los síntomas propios de las alergias oculares propias de la primavera pueden confundirse con los síntomas del coronavirus: dolor corporal, tos, fiebre o escalofríos.

Recordemos que tanto el coronavirus como las alergias oculares afectan tanto nuestro sistema respiratorio como el ocular. Es por eso que es importante que podamos diferenciar cuándo estamos ante una alergia estacional o ante un probable caso de COVID-19.

El coronavirus siempre provoca fiebre y tos, y sólo en un porcentaje bajo manifiesta problemas nasales, por otra parte, las alergias casi siempre provocan secreción o congestión nasal, rara vez aparece fiebre. Una manera de diferenciar entonces, será la aparición de fiebre que con Coronavirus sí ocurre y con la alergia no.

Otro síntoma a tener en cuenta es el ojo seco, que a su vez provoca picor, una clásica reacción alérgica. Además, una alergia primaveral provocará congestión y secreción nasal, el coronavirus no.

La conjuntivitis alérgica

Lo primero que tenemos que destacar con respecto a la conjuntivitis alérgica es que no es contagiosa como sí ocurre con la conjuntivitis infecciosa. Recuerda que la conjuntivitis afecta a la conjuntiva, esa fina y transparente membrana mucosa que cubre la superficie anterior del globo ocular e interna de los párpados.

En el caso de la conjuntivitis primaveral es propia su aparición con la llegada de la estación que le da nombre a esta alergia y es provocada por el polen y otras esporas suspendidas en el aire, suele además acompañarse de otro tipo de enfermedades alérgicas tales como la rinitis y bronquitis, así como la aparición de eccemas.

Síntomas comunes de la conjuntivitis primaveral

  • Enrojecimiento de los ojos
  • Picor intenso
  • Leve inflamación de los párpados
  • Secreción

En los niños también suele aparecer una especie de conjuntivitis alérgica y su principal síntoma son las secreciones oculares espesas y pegajosas.

Tratamiento recomendado

En nuestra óptica siempre recomendaremos que acudas a un alergólogo u oftalmólogo para el tratamiento de una conjuntivitis primaveral, en el caso de nosotros los optometristas siempre recomendaremos el uso de gotas lubricantes para limpiar la superficie del ojo.

También se puede aplicar compresas frías sobre los ojos para aliviar la inflamación así como el uso de antihistamínicos que no requieren receta médica para aliviar los síntomas.

El uso de gafas de sol está recomendado de manera que ayuden a cubrir los ojos, así alejarás el polen. Lava tus manos de manera regular y evita salir de casa en las primeras o últimas horas del día que es cuando más polen hay en el ambiente.

Para finalizar, recuerda que es importante seguir unas pautas básicas tales como mantener las ventanas de casa y del coche cerradas el mayor tiempo posible, además de cambiar y lavar frecuentemente las ropas de cama y las cortinas.