Control de miopía escolar

control de miopía

Control de miopía escolar

La vista es uno de los sentidos más importante que tenemos. Hoy en día la visión es importante en muchos ámbitos, pero uno de los entornos donde es más importante tener una buena visión es en el ámbito escolar.

Los niños que están en la etapa escolar necesitan tener una buena visión para seguir adecuadamente sus clases. Sin embargo, en ocasiones puede que tengan dificultad para poder ver correctamente. Se trata de la miopía escolar. El control de miopía es importante hacerlo desde épocas tempranas para que pueda corregirse y frenarse adecuadamente.

Como controlar la miopía escolar

La visión infantil pasa por diversas etapas a lo largo de la evolución de los pequeños. Una buena salud en la vista es importante, sobre todo, para los niños que van al colegio. De hecho, una mala visión puede repercutir negativamente en otros aspectos del desarrollo del niño.

Es recomendable que se hagan revisiones anuales a los niños en edad escolar. La recomendación general es que la primera revisión se haga a partir de los 3 años. Uno de los problemas habituales de la vista en los niños es la miopía que se caracteriza por tener un ojo más largo de lo normal. De esta forma, se produce un desenfoque muy propio de la miopía.

Aunque la miopía no se puede eliminar porque es una enfermedad del ojo que no tiene cura, sí que es importante que seamos capaces de controlarla. Hay formas de controlar la miopía mediante técnicas y herramientas y elementos como las gafas o lentillas ayudan a controlarla.

Dentro de los métodos que se emplean para controlar la miopía el Orto-K o también llamado ortoqueratología es uno de los más destacados. Con este método no es necesario que tengas que usar gafas o lentillas, ni siquiera es necesario usar cirugía.

Con este sistema, lo que se hace es poner unas lentes especiales que se usan solamente durante el sueño en un entorno controlado por las personas adultas. De esta forma, cuando a la mañana siguiente se retiran las lentillas la visión está corregida durante todo el día. Esto se debe a que al dormir la córnea se adapta a las lentillas y corrige totalmente la visión.

lentes blandas con un desenfoque periférico

La terapia visual es muy importante para conseguir que estos problemas puedan corregirse temporalmente y mitigarse. De esta forma, hay formas de controlar la miopía y evitar que pueda crecer a un ritmo más avanzado.

Hay otras terapias y mecanismos para ayudar a reducir el crecimiento de la miopía como puede ser el uso de la atropina y las llamadas lentes blandas con un desenfoque periférico. Estas lentes pueden usarse durante el día, pero requieren de un control y revisión constante por parte de los padres y es complicado poder llevarlo a la práctica.

Con independencia del tipo de método que acabes usando para controlar la miopía en tus hijos, lo que si es importante tener en cuenta es que se trata de algo que hay que controlar y hacerle un seguimiento si no quieres que aumente de forma rápida. Si mantienes a raya la miopía los pequeños podrán tener una buena salud ocular y mejorar su calidad de vida.

Dr. Ahmad Zaben