El consumo de marihuana como tratamiento para el glaucoma

El consumo de marihuana como tratamiento para el glaucoma

Durante un tiempo se recomendó el consumo de la marihuana como tratamiento del glaucoma, además de otras afecciones de la vista. Sin embargo, su efectividad no está completamente comprobada.

Tanto la Academia Americana de Oftalmología, como La Sociedad Americana de Glaucoma, y la Sociedad Canadiense de Oftalmología, no recomiendan el consumo de la marihuana para el tratamiento del glaucoma.

La marihuana no solo ha sido reconocida como una sustancia recreativa, sino que, además puede servir como tratamiento para varias afecciones de salud, tanto generales como específicos.

A día de hoy, se están llevando a cabo diversas investigaciones sobre los efectos exactos del cannabis, así como de los compuestos de cannabis en la presión ocular y el glaucoma.

 

¿Qué es el glaucoma?

El glaucoma es una enfermedad que deteriora los nervios del ojo y ocasiona gradualmente la pérdida de la visión. La principal causa del daño del nervio óptico es por la alta presión intraocular (PIO), que a largo plazo puede llegar a la ceguera total.

 

¿Cómo afecta el consumo de Marihuana como tratamiento al Glaucoma?

La relación de la Marihuana como tratamiento para el Glaucoma nació de una investigación realizada en 1970 por el Dr. Robert Hepler y la Dra. Ira Frank. Los resultados de la investigación fueron favorables, ya que la marihuana ayudaba a reducir la presión intraocular.

Sin embargo, la presión intraocular no se reducía hasta pasadas tres o cuatro horas después de haberse consumido. Este hecho es negativo, ya que para tratar el glaucoma y retrasar la pérdida de visión es necesario tener bajo control la presión intraocular 24 horas al día.

El THC, científicamente denominado como delta-9-tetrahidrocannabinol o Δ9-THC, es un cannabinoide que produce la planta de la marihuana en forma de resina. Este es el responsable de los efectos psicoactivos, aunque también se usa en la medicina por sus beneficios.

Para conseguir reducir la presión intraocular, de 3 a 5 mm Hg, y mantener dicha reducción, sería necesario tomar aproximadamente de 18 a 20 mg de THC seis u ocho veces al día, todos los días.

Pero, el consumo excesivo de THC trae efectos negativos serios sobre el estado de ánimo y la claridad mental. Además, si esta se consume fumando, afecta significativamente a la salud pulmonar.

Consumiendo las dosis anteriormente mencionadas para reducir la presión intraocular, la gran cantidad de THC en el cuerpo no permitiría llevar una vida cotidiana con normalidad. Además, el coste del tratamiento es bastante elevado y no todos los pacientes se lo pueden permitir.

 

La veracidad del consumo de THC como tratamiento para el glaucoma

En la búsqueda por encontrar una fórmula para el glaucoma que contenga THC se han desarrollado diversos tipos de tratamientos con gotas oftálmicas, tabletas y cigarrillos.

  • Las gotas oftálmicas produjeron ardor e irritación en los ojos y demostraron que no reducen la presión intraocular.
  • Un compuesto sublingual de THC no mostró reducción de la presión intraocular.
  • Un estudio combinó el uso de tabletas con cigarrillos de THC. Sin embargo, al cabo de nueve meses, los pacientes pidieron interrumpir el tratamiento debido a los efectos secundarios.

A pesar de todo, las investigaciones y estudios realizados sobre el glaucoma han ayudado a entender que la presión intraocular no es la única causa de daño del nervio óptico.

Los estudios han evidenciado que la reducción del flujo sanguíneo al nervio óptico también puede causar daño en pacientes con glaucoma.

Está comprobado que la marihuana, no solamente reduce la presión intraocular, sino que, también reduce la presión sanguínea en todo el organismo. Esto ocasiona que disminuya el flujo sanguíneo al nervio óptico, por lo que el uso del THC también contrarresta el efecto del beneficio de una menor presión intraocular.

 

¿Hay estudios del CBD como tratamiento para el glaucoma?

Durante un tiempo se han estado realizando estudios sobre el Cannabidiol (CBD) y el glaucoma. Este componente, a diferencia del THC, no es psicoactivo y no tiene efectos que alteren el temperamento.

Sin embargo, aún no hay una evidencia concreta de si el CBD, ya sea en cigarrillos o en alimentos, es efectivo como tratamiento para el glaucoma.

De hecho, un estudio reciente demostró que, en realidad, el CBD puede aumentar la PIO, lo que empeoraría el glaucoma.

 

La prescripción de la marihuana como método eficaz a la disminución del glaucoma en un futuro

Hasta ahora, son más los contras que los pros en cuanto al uso de la marihuana para tratar el glaucoma. El tratamiento más efectivo, para controlar la presión ocular y prevenir la pérdida de visión, es la reducción de la presión dentro del ojo. Ese tratamiento solo se logra con medicamentos como gotas oftálmicas de prescripción o cirugía.

Sin embargo, los científicos siguen estudiando los componentes de la marihuana para encontrar cuál de ellos sirve como tratamiento efectivo para el glaucoma.

Gracias a los nuevos descubrimientos sobre el glaucoma, se logró conocer que la PIO no es el único factor que daña el nervio óptico. Las investigaciones recientes han desvelado que el glaucoma tiene características similares a las enfermedades neurológicas como el Párkinson o el Alzheimer.

Este uso de la marihuana es algo que aún se está estudiando, por lo que su medicación aún no ha sido aprobada por los especialistas. Es por eso que se debe evitar el consumo de cannabis en pacientes con glaucoma, ya que podría sufrir de síntomas adversos, como acelerar la perdida de la visión.