Test visual para niños pequeños

Con esta prueba podremos valorar la agudeza visual en niños en edad preescolar, o en aquellos que no tengan la suficiente capacidad para realizar la prueba utilizando letras o números. En muchas ocasiones al tratarse de niños pequeños la colaboración es deficiente o las respuestas son confusas, por esta razón los resultados son meramente orientativos.

Desarrollo del test

Esta prueba consta de 4 caras sonrientes, cada una de ellas tiene dos anillos completos a modo de gafas salvo en una de las caras (en la que los anillos están abiertos). Los anillos abiertos son dos C de Landolt y están en las caras que tienen las "gafas rotas".

Todos los anillos que aparecen en la imagen tienen el mismo tamaño y grosor del trazo. Los trazos de la cara y el gorro ayudan a garantizar que haya una interacción de contornos suficientes como para detectar mejor la ambliopía en niños de edad preescolar. Se han empleado cuatro colores básicos: rojo, azul, verde y amarillo, colores que siempre están dispuestos en el mismo orden.

El niño lo que deberá hacer es simplemente señalar cuál de las caras tiene las gafas rotas. Cada línea tiene un porcentaje de visión y el niño deberá colocarse a 3 metros de distancia de la imagen, tapándose un ojo a la vez. Si el niño es capaz de ver todas las líneas correspondería a un 100% de grado de visión, si sólo logra ver hasta la quinta línea hablaríamos de un 50% de grado de visión. Así, de manera sucesiva.

PARA UNA MEJOR FIABILIDAD DE LA PRUEBA SIEMPRE RECOMENDAMOS ACUDIR A UN PROFESIONAL OPTOMETRISTA