¿Tienen buen desempeño las lentes con filtro contra luz azul?

La manera en cómo afecta a nuestra salud visual el uso de dispositivos tecnológicos con pantallas digitales es algo que la gran mayoría de la población no tiene en cuenta.

Hoy vamos a hablarte acerca del desempeño y funcionalidades que las lentes con filtro contra la luz azul ofrecen a las personas que las utilizan a diario.

La manera en cómo afecta a nuestra salud visual el uso de dispositivos tecnológicos con pantallas digitales es algo que la gran mayoría de la población no tiene en cuenta. Vivimos rodeados de pantallas digitales y buena parte de nuestro tiempo lo invertimos frente a ordenadores, teléfonos móviles y la televisión.

Las pantallas LCD cuentan con módulos de retroiluminación LED que emiten grandes cantidades de luz azul. Estas luces azules son percibidas por el ojo humano y se caracterizan por la tonalidad fría que irradian, tanto tiempo expuesto a este tipo de onda luminosa es dañina para nuestros ojos.

Problemas ocasionados por la exposición prolongada a la luz azul

Optipunt es distribuidor exclusivo de la marca Zeiss

¿Cómo debes protegerte contra la luz azul?

La tecnología y avances científicos actuales nos permite como óptica ofrecer a nuestros clientes gafas lentes con filtro contra luz azul específicos que reducen el exceso de luz azul y que bajan su intensidad entre un 15 y 20 por ciento, ayudando de esta manera a proteger los ojos.  

Estas lentes con filtros contra la luz azul proporcionan protección a la retina y evitan la fototoxicidad, específicamente protegiendo a la mácula del ojo, razón por la cual nuestros optometristas recomiendan mucho su uso.

Es importante destacar que hay personas con mayor riesgo que otras de desarrollar afecciones visuales por culpa de la luz azul, son estas personas las que deben utilizar sí o sí gafas con filtros especiales. 

Tipos de filtros de luz azul que existen

Los tipos de lentes con filtro contra luz azul más comunes son los internos, externos y combinados. En el caso de los filtros azules son aplicados sólo a la masa del lente y filtran un 20% de luz azul con la ventaja de que no producen reflejos.

En el caso de los filtros externos son aquellos que se encuentran en la superficie de la lente y sólo filtran un 20% de la luz azul. Por último, los filtros combinados son aquellos que como su nombre lo indica incluyen un filtro en la masa del lente y otro en la superficie.

Los filtros combinados pueden llegar a filtrar hasta un 30% de la luz azul y se recomienda su uso para personas que por estudio o trabajo pasan muchas horas delante de un ordenador o portátil.

¿Qué otros métodos pueden utilizarse para protegernos de la luz azul?

La principal recomendación que nuestros optometristas hacen a los pacientes de la óptica es la de reducir en la medida de lo posible el número de horas que pasan delante de pantallas luminosas.

Si además de controlar dicho número de horas se hace uso de la técnica 20-20-20 que en varias ocasiones hemos comentado en nuestro blog, estaremos protegiendo nuestra vista de la luz azul y de todas las consecuencias que antes hemos mencionado.

Para finalizar queremos volver a recalcar que si por estudios o trabajo debes pasar bastantes horas al día frente a dispositivos con pantallas de luz azul, el uso de gafas con filtros debe convertirse en un aliado para la protección y cuidado de tu salud visual.